miércoles, 29 de octubre de 2008

Non se rompeu España, rompeuse o PP (e o que queda)

Lembrades cando Rajoy facía de pitonisa e repetía aquelo de "España se rompe" ata a saciedade. España rompíase por Galica, por Navarra, por Euskadi, por Cataluña... Ía quedar feita un andraxo e non a ía recoñecer ninguén. Había algúns que se adicaban a facer de altofalantes de Rajoy e non deixaban de saturarnos con aquelo da "Balcanización de España".

Pois coma sempre, o tempo pon a cada quen no seu lugar, resulta que España non se rompía, e non se rompeu. 

Eso si, o que se está a romper e o PP. O primeiro capítulo estase a escribir en Navarra. Xa non ten volta atrás. O PP liquida a alianza que tiña con UPN dende fai 17 anos.

Pero este non é o último paso. Xa veredes o que vai acontecer en Galicia logo das Eleccións Autonómicas, e máis concretamente na miña provincia, Ourense. Baltar quere despedirse da política con traca final, e acordádevos do que digo, antes dun ano hai refundación de aquel partido que aínda conservan no conxelador: centristas de Galicia. 

Só falta saber se se porá el á fronte ó principio ou deixará ó principiño que o comande.

Coma sempre, o tempo dirá...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Fai 3 anos antes das eleccións ao Parlamento galego fun a un mitin do PP, no que me aseguraron que se gobernaba o PSOE en Galicia, se rompería España, aparecerían centos de separatistas, volverían os vermellos a saír a rúa e se instauraría o comunismo.
Obviamente como independentista e socialista, votei o PSOE, 3 anos despois non pasou nada desto, a que lle reclamo?

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Eladio: Otra discrepancia (¿con vidilla?)

Tengo una lectura propia de este tema. Dejando de lado la disertación sobre la idea de España (no la unidad como Estado, en su articulación autonómica actual, o en sus previsibles evoluciones federales –o lo que tocare en unos años-) sí quiero mostrar mi punto de vista sobre la ruptura PP-UPN.
Miguel Sanz, presidente de Navarra, es en mi opinión el máximo responsable esta ruptura unilateral. ¿Tal vez las presiones del Sr., Blanco recordándole que “me debes una”, ante el debate de los Presupuestos? Sea como fuere, Sanz ha optado “pasar” de Mariano, de Cospedal,… y seguir la recomendación (¿sutil?) del Sr. Blanco.

Sobre la “gestión” de Mariano (el mejor palmero que tiene hoy por hoy la rumba ZetaPé –aunque este es otro tema-) prefiero no opinar. Te puedes imaginar lo que pienso (el que nace burdo, evoluciona como un zoquete). Ahora bien, dadas las circunstancias propiciadas por este aprendiz de sátrapa (me refiero a Sanz, of course) finalmente la dirección del PP ha hecho lo único digno que les quedaba. Lo que hagan a partir de ahora (me refiero al PP) es su problema, obviamente. Pero, desde mi postura de ciudadano que no milita en ningún partido, es decir, que no conoce cómo son estas organizaciones por dentro, optaría (yo) por empezar de nuevo y reconstruir la estructura en Navarra.

Recuerdo un personaje de igual calaña que Sanz (pionero en el gusto por la satrapía), el inigualable Juan Cruz Alli que en los años 90 del pasado siglo “se hizo notar” y de qué manera (inventó un curioso cóctel ideológico basado en ingredientes del tipo “acercamiento al PNV”, “nación Navarra”, “federalismo”,… todo esto –eso sí- muy pero que muy revuelto).

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Unos apuntes:

1.- Tu vocabulario lleno de adjetivaciones con tono descalificatorio a diestro y siniestro no son dignas de quien se tiene por buen escribano.

2.- Creo que como dices conoces poco las organizaciones políticas por dentro. Yo estoy seguro que quién fue el artífice de reventar este pacto fue ZP, y su brazo ejecutar Blanco (pero no me quiero extender más)



Osorio podías escribir un día sobre este tema, si es que tienes opinión sobre él

Ariadna dijo...

Sinceiramente, creo que a ruptura PP-UPN é froito dunha xogada maquiavélica de Pepe Blanco e Zapatero

Anónimo dijo...

CENSURA
Texto completo antes de que la autora lo borrase:

"
lunes 27 de octubre de 2008
Espero que no sea verdad

El Partido Popular ha denunciado públicamente que Touriño se ha gastado dos millones de euros en acondicionar y redecorara su despacho de San Caetano. No sé si será verdad o no, pero si es así, aunque suene demasiado drástico, ningún gallego debiera votar, en la próximas autonómicas, al actual mandatario gallego, por dignidad y por orgullo.

Si el PP está en lo cierto, esos dos millones de euros han salido de todos los gallegos y gallegas que religiosamente pagan sus impuestos; para hacerlo, muchas familias tienen que hacer números y números para poder cumplir con sus obligaciones como ciudadanos y poder llegar a fin de mes.

Dirigentes de todos los colores políticos llevan semanas reconociendo que la situación económica y financiera actual es mala o muy mala; que estamos ante una crisis y una recesión mundial que se dejará sentir, sobre todo, en el 2009. Pues ante esta situación, a la que hay que unirle que las listas del paro crecen y crecen más que nunca, me parece una frivolidad, que un dirigente político, que debiera ser el primero en dar ejemplo de austeridad, se gaste tal cantidad de dinero en decorar su despacho.

De poco vale que se congelen los salarios de los cargos públicos, que se reduzca el gasto en publicidad institucional o que se hagan presupuestos austeros, si luego se gasta en vanalidades. Mientras Touriño redecora su despacho, cientos de familias gallegas se aprietan el cinturón y miran hasta el último céntimo para poder pagar sus hipotecas.

En momento de dificultades, es importante saber gestionar con sentido común, algo que la clase política parece no tener.
Publicado por Iria Salgado Fernández en PRENSA PSOE PROVINCIAL OURENSE

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Buenas tardes.

Por alusión directa, respondo al anónimo que se refiere, entre otras cosas, a mi comentario.

1. “Tu vocabulario lleno de adjetivaciones con tono descalificatorio, …” Tomo nota de tu comentario y rectifico el mío en un punto: “(el que nace burdo, evoluciona como un zoquete)”, referido al líder de la oposición. Es un insulto personal que no debía haber empleado (por muy que me parezca el susodicho). Lo retiro.

Con respecto al tono general de tu punto 1 sólo decirte que discrepo conceptualmente de lo que expones. Me explico. Los personajes públicos (y los políticos en particular) están sometidos a un análisis crítico permanente por parte de los ciudadanos, debido sobre todo a la trascendencia “pública” de su actividad (y a su ámbito de actuación). Esto es un hecho, creo, incontestable y es positiva la crítica que los ciudadanos, medios de comunicación, etc. realicemos sobre estas actuaciones.

Además, el uso de la ironía y la denuncia explícita de las actuaciones políticas que merezcan ser denunciadas (por su naturaleza escasa de ética, por su falta de rigor con respecto al compromiso con los ciudadanos etc…) entiendo que es positivo. Igualmente, la utilización de adjetivos que les descalifican, siempre y cuando estas descalificaciones no caigan en el insulto personal sin fundamento.

¿Hemos de evitar siempre el adjetivo descalificador? Yo entiendo que no siempre. Pensemos en un corrupto, en un prevaricador, en un filonazi, en un ignorante perforante,…en este caso el adjetivo no es insulto, sino un calificativo. En el caso en que no se puedan demostrar o no se hayan demostrado comportamientos ilegales, ausentes de fundamento éticó, etc. entonces sí caemos en el insulto personal..

Yo he caído en el insulto refiriéndome a Rajoy. Le he llamado “burdo” y después “zoquete”. No conozco personalmente al Sr. Rajoy, por ello me he extralimitado en estos adjetivos que han devenido insultos.

Otra cosa son los adjetivos utilizados para designar los comportamientos PÚBLICOS de Juan Cruz Alli, o Miguel Sanz. De hecho he destacado su gusto por la satrapía (que es un término peyorativo, como sabemos, a pesar de que en origen es el nombre que se dio a los gobernadores de las provincias de los antiguos imperios Medo y Persa). He utilizado estos calificativos y, además, me reafirmo una vez más en ellos para designar a Sanz y a Alli (que no son los únicos sátrapas que anidan en el la estructura de la Administración del Estado).

Tengo que añadir que, además, no soy nada amigo del encorsetamiento dogmático de lo “políticamente correcto”, sino de todo lo contrario. Y procuro ejercerlo, en especial con los personajes públicos en general y con los políticos en particular. Es en este sentido, y no en otro, en el que deben entenderse mis calificativos y/o mis metáforas. (Por otra parte, sucesos como el referido inicialmente en la entrada de Eladio –el bochinche organizado en Navarra con UPN y PP de estrellas y con el PSOE de estrella invitada, descalifican per se a sus protagonistas. Ésta es, al menos, mi opinión)

Por último, no entiendo por qué deduces “de quien se tiene por buen escribano. ¿Lo dices por mí, tal vez? Si es así, nada más lejos de la realidad. Me explico. Yo pretendo escribir con corrección, ni más, ni menos. Pero de ahí a que “me tenga por buen escribano” hay un paso. Ni me tengo por tal ni, tampoco, lo he declarado ni escrito en ningún sitio (ni en mi blog, ni en otros, ni en un graffiti, ni en ningún tratado jocoso festivo,… en ningún sitio, repito). No sé de dónde extraes semejante deducción, la verdad. Yo –repito- sólo intento escribir con corrección

2. “ Creo que como dices conoces poco las organizaciones políticas por dentro”. Tienes razón. De hecho es algo que ya escribía yo en mi comentario (en un deliberado tono de no querer pontificar sobre este tema). Por este motivo no entiendo por qué caes en esta redundancia. Esto es algo que ya había escrito yo…En fin, no creo que redundar en algo que ya he dicho yo, previamente “como ciudadano que no conoce cómo son estas organizaciones por dentro” , aporte nada diferente a tu discurso. Y, en lo que tiene de alusión personal hacia mí, lo veo innecesario.

Por lo demás, recibe un saludo.