viernes, 27 de julio de 2007

Iñaki Anasagasti e a Casa Real

Teño que confesar que a miña comunión con calquera tipo de nacionalismo é máis ben escasa. Se este nacionalismo é, aínda por riba, de dereitas case me sae un salpullido no corpo ó ver as súas teses ou as súas defensas románticas que fan sobre o terruño, porque os nacionalistas nunca falan da xente, nunca... só falan da terra. Para máis inri hai un partido vasco en concreto, o PNV, que nunca foi santo da miña devoción debido a esa posición tan ambigüa que a veces ten cando se hai que posicionar ó carón dos que asasinan ou dos que son asasinados. Pero para colmo, dentro deste partido hai dúas persoas cara as que sinto un rexeitamento visceral: Xabier Arzalluz e Inaki Anasagasti.

Logo de facervos esta introducción, teño que dicir que a pesar das moitísimas discrepancias que teño con Iñaqui Anasagasti hai nunha cousa que coincido plenamente: o seu republicanismo confeso.
E diredes vós, ¿a que ven todo esto?. Anasagasti ten un blog no que o outro día escribía un artigo sobre a Casa Real. Este personaxe a veces pásase de frenada, e neste caso arremete contra o PSOE, o Rei, etc... Eu creo que o artigo é pouco coherente co que logo el fai (asistir as recepcións reais) e falto de rigor (ó afirmar que a Casa Real é intocable debido ó PSOE) pero ten algúnhas pasaxes que fan reflexionar sobre o noso sistema democrático.
Sendo moitas as discrepancias e algunhas as coincidencias sobre o artigo aquí volo deixo para que opinedes:


EL BRIBÓN
Se ha organizado una buena a cuenta del dibujo de El Jueves. Y la verdad es que todo esto es de risa. La mitad de la mitad de lo que ocurre en Gran Bretaña y allí la Casa Real lo aguanta todo porque viven en un verdadero sistema democrático. No son intocables. Aquí si. Aquí se ríen de nosotros a cuenta de los derechos históricos y resulta que el derecho histórico de una pandilla de vagos, eso es intocable. Por eso lo que más me ha gustado ha sido eso de que el Príncipe Felipe diga que ese es su único trabajo.
Y digo esto porque en Madrid, en el Madrid político y sobre todo en el Madrid del PSOE, no se les puede tocar ni con el pétalo de una rosa.
Mi última discrepancia con esta familia fue durante el discurso del Rey en el 30 aniversario de las primeras elecciones democráticas con el video encargado por Marín que era una página de la revista HOLA pareciendo que lo importante había sido lo que había hecho el Rey y no la gente con su voto y, antes, en la entrega de los Premios Carandell en el Senado donde no logré le pusieran de número 1 al presidente del Senado que era el anfitrión y le pusieron de número 2. Yo argumenté que Felipe de Borbón no había sido elegido por nadie, que no era el Jefe del Estado, que no se hacía el acto en su Casa, pues no hubo forma ni manera. La cortesanía con esta familia es enfermiza y de ahí esa obsesión, cubierta de silencio, de decir que es la Institución más valorada.
Luego, de vez en cuando ocurre lo de El Jueves y el rey se queda desnudo, o se descubre que está cazando y no acude el primero a la Clínica cuando nace su nieta y cosas así. Por cierto. Cuando nació Juan Carlos, en enero hará setenta años, su padre Juan de Borbón también estaba cazando cerca de Roma.
Esta es pues una familia impresentable, rodeada de censura de prensa y con un nivel de empalago de la mayoría hacia una institución caduca que clama el cielo.
Se me dice que es mejor eso a que el presidente sea Aznar y les contesto que si lo fuera Aznar sería por el voto popular y a este lo puso ahí Franco, un general asesino y golpista y que al cabo de cinco años a Aznar se le mandaría a casa y a estos a lo sumo, solo se les puede hacer una caricatura...
Ese es el verdadero escándalo de esta semana. No la caricatura que está muy bien sino que toda la familia con el presupuesto público veranee de gorra dos meses, Marichalar incluido.
Y ahora, esta semana, con yate nuevo.
Si, si. No ha tenido el hecho la menor repercusión y sin embargo el Borbón ha estrenado otro Bribón. Lo acaba de hacer en una regata en Mallorca, sacando al mar su nuevo barco de regatas, un moderno diseño adecuado para competir en la clase TP-52, una categoría considerada la estrella de la vela. Acaba de ser construida en el astillero valenciano King Marine. Y no ha habido escándalo alguno.
El Bribón fue botado el pasado mes de mayo y en junio, en el litoral de Alicante, ya demostró sus condiciones triunfadoras con su tripulación habitual. El barco es el decimocuarto velero que con el mismo nombre construye su armador, el empresario José Cusí, amigo del rey y compañero habitual de francachelas deportivas.
Bueno, para mi este es el verdadero escándalo y no el dibujo, y, ante esto, el juez del Olmo no hace absolutamente nada. Dos meses de vacaciones, un Bribón nuevo, cacerías y ausencias pero lo importante es un dibujito diciendo que está trabajando. España sigue siendo diferente. Pero si sigue así, la estancia de esta familia en La Zarzuela y en Marivent, tiene fecha de caducidad. Que la gente empieza a despertar.
Y, en el fondo, todo por culpa de un PSOE cortesano y pelota. ¡Ya está bien

5 comentarios:

Angel L.P. dijo...

Despois de leelo todo, penso que este tío está algo "pasao" de voltas, e inda que hoxe a monarquía teña máis de un papel decorativo que un papel político, penso eu, que hai que ter algo de memoria histórica e acordarse do papel que cadaquén tivo na época da transición.Pareceme a mín que comparar o rei con Franco está fora de lugar totalmente

Planeta Terra Nación dijo...

Coincido na visión repúblicana que ten de España Anasagasti (chócame que un nacionalista se preocupe pola forma de goberno do resto dos españois, eso si)pero a verdade é que me recorda moito ó seu patrón Arzalluz, son uns visionarios que siguen unha luz que ilumina noi sei o que e non sei a quen. Nunca poderei entender a visión dos nacionalistas...

Jorge Cubela dijo...

Sea cual fuere la opinión de Anasagasti sobre cualquier tema no me sorprendería, ¿qué se puede esperar de alguien que habla suavemente bien de un partido proetarra como Batasuna? Nada.
Al rey no lo puso Franco, sino la historia y los españoles a través de la aprobación de la constitución, votada por el pueblo.
Hoy en día se podrá tener a la monarquía como algo obsoleto pero en aquel entonces fue fundamental para unir a todas las fuerzas políticas y sociales, que por cierto reconocieron abiertamente la importancia del papel de la corona en el proceso democratizador, con el que se comprometió Juan Carlos, de quien me parece no hace falta recordar a que principios traicionó, los franquistas, más que nada, porque ya antes de morir Franco la Junta Democrática presidida por carrillo ya era conocedora de sus planes. Que una persona que lidera una insitución como la Corona sea respetada y admirada por personajes antagónicos como Carrillo, Felipe, Suarez o Fraga tiene mucho más mérito y calado que todo lo que pueda decir, con todos mis respetos, un probatasuno y sabinista confeso. Saludos.

poto dijo...

anasagasti eres un gilipoyas, subnormal, hipo de puta, yo tampoco quiero que recibas dinero del contribuyente

Josef K. dijo...

Sorprendente e inaudito que una sensibilidad claramente republicana como la tuya, Eladio, se haga eco de semejante vestigio del peor pasado. Eso es lo que representa Anasagasti y todo lo que le soporta (o sustenta, más bien): el peor de los pasados.

No hay en España (¿en el estado español?) un partido, tendremos que reconocer democrático, más carca y reaccionario que éste: el EAJ-PNV. Bueno, si cabe, ERC; tremendos botarates, histéricos gritones y desmemoriados del legado de Tarradellas y Companys.

Para no dispersarnos con los majaderos del Tinell, vuelvo al PNV (Partido para No Vivir, lo calificó una vez Alfonso Guerra en un mitin): El PNV nunca aceptó el debate monarquía-república porque no han sido y no son más que nacionalistas vascos, de factura muy reaccionaria, por cierto.

Me veo tentado a escribirte sobre algunos históricos dirigentes de este partido, como el lehendakari Aguirre, el posterior batasuno Telesforo Monzón, ...Mientras en los albores del golpe de estado del 36 todos los partidos contrarios a la Españla reaccionaria tomaban, con mayor o menor entusiasmo, postura a favor y en defensa del gobierno legítimno de entonces, los jelkides del EAJ-PNV no lo dudaban: se exiliaban en Biarritz, puesto que la contienda les resultaba ajena y distante (eso sí, con el "gora Euskadi" por delante). Estos y sus descendientes son los que pretenden articular un debate monarquía vs. república. Por este motivo me resulta sorprendente, como te decía al principio, que te hagas eco de los ¿planteamientos? de este tipo de indiduos. Mal comenzamos con el debate ...

Terminando por donde comencé, es decir, por Anasagasti, tan sólo decir que la alopecia -masculina o femenina! resulta desagradable, al menos para mí. Ahora bien,la alopecia cerebral, de la que el susodicho es un ilustre representante resulta muy nociva en el debate público.

Un abrazo - Josef K.