martes, 9 de marzo de 2010

Xa chegou o bilingüismo da "Junta de Galicia"



A Xunta de Galicia de Núñez Feijóo comeza a cumprir algunhas das súas promesas electorais. Non moitas, pero algunhas si que cumpre, como a do bilingüismo.

Aquí podemos ver ó Conselleiro de Cultura mesturando nomes como os de Boqueixón ou Boimorto con Toro (Touro) e Desván de los Monjes (Sobrado dos Monxes).

Posiblemente dentro de pouco haberá que cambiar os seguintes nomes de poboacións galegas deste xeito:

Carballiño por Roblecito
A Rúa por La Calle
O Bolo por El Bollo
Chandrexa de Queixa por Chandreja de Queija
A Teixeira por La Tejera
Larouco por Laroco
A Porqueira por La Puerquera
Muíños por Molinos
Lobeira por Lobera
Pereiro de Aguiar por Peral de Aguilar
San Amaro por San Mauro
Crecente por Creciente
Pontevedra por Puentevedra
Ribadumia por Encimadelumia
A Estrada por La Carretera
Baralla por Baraja
Cervo por Ciervo
Lourenzá por Lorenzana
Triacastela por Triacastilla
Xermade por Germade
Riotorto por Riotorcido
Pedrafita do Cebreiro por Piedrafita del Cebrero
Cospeito por Cospecho
Porto do Son por Puerto del Sonido
Ortigueira por Ortiguera
Cabanas por Cabañas
Oleiros por Alfareros
etc......

Así son os que nos gobernan hoxe, uns firmes defensores da convivencia das dúas linguas en Galicia. Non vos recorda esto a un tempo pasado onde a algúns lle deu por traducir o nome das nosas aldeas e vilas?


11 comentarios:

Rubín de Cendoya dijo...

Eladio, ese buen hombre cometió un error, pero no menor que los que se oponen a que traduzcamos A Rua por La Rua y "A Cruña" por La Coruña.

No os veo recuperando el Gobierno en base a ser más nacionalistas que los nacionalistas, pero allá vosotros.

Rubín de Cendoya dijo...

,Eladio, en mi comentario anterior me fui demasiado por la anécdota y no reparé en tu última frase.

No me puedo creer que quieras significar lo que dices. ¿Realmente piensas que la nomenclatura castellana de muchas aldeas y especialmente villas se ha traducido al castellano en los tiempos que insinúas?

Me asombra esa capacidad que tenéis los jóvenes para suponer el comienzo de los tiempos como algo recientísimo.

A los cuarenta años de calamidades o de falta de libertad, se le pueden achacar muchísimos males, pero no me haréis creer que de ahí viene lo de La Coruña. Chandreja reza desde nuestros tatarabuelos, y la traducción de Puebla de Trives por Pobra deja tanto que desear que pienso que por ello se te pasó el citarla.

El que a ese señor le hayan pasado el traductor automático a Sobrado es una anécdota suficiente para un chiste, pero elevarla a categoría ya tiene otro significado peor.

Esa tendencia enxebrista y ruralizante tan querida por el nacionalismo en todo el mundo desde hace ya tantísimo tiempo me temo que os traiga a mal llevar o a la viceversa.

Saludos

MAIS CARGADA DE BOMBO dijo...

Podería entender (que non compartir) que se fixera cunha idea pragmática de facerllo máis sinxelo os posible turistas. Pero que sentido ten se cando busquen no mapa non o van a topar??? nin en ningún cartel??? Eu cando falo sobre Girona ou Donosti non teño ningún trauma por falar nunha lingua que non domino, e que incluso non sei a que referente se refiren os topónimos, pero e qué ¿?

Eladio Osorio Montenegro dijo...

Rubín, comézame a mosquear un pouco que xente coma ti estea sempre a "despreciar" ós que empregamos e defendemos o galego, tildándonos de "nacionalistas" (e digo o de desprezar, porque ti emprégalo como algo despreciativo).

Eu defendo o galego porque son galego (seguramente no sentido máis pexorativo da palabra, como diría a túa boa amiga Rosa Díez).

Pero, ó que imos. Vese que non coñeces absolutamente nada deste caso, e voucho a explicar.

A este señor acusárono de ir a Fitur e dicir "Toro e Desván de los Monjes", e el compareceu no Parlamento de Galiciae afirmou que «Hay que ser estúpido para pensar que yo voy a decir Desván de los Monjes» e adicouse a insultar e menospreciar ós deputados de PSdeG-PSOE e BNG.

O Conselleiro meteu a pata (que non me explico como alguén que debería coñecer Galicia pode dicir lendo un papel, desván de los Monjes), pero eso non e o grave. O grave é que mentiu en sede parlamentaria, que non pediu disculpas e que non se retractou.

No referente ó da toponimia deixámolo para outro día, porque ti e máis eu estamos a anos luz de chegar a un acordo. Só dicirche que si houbera moita xente coma ti defendendo Galicia, hoxe viviriamos en Chandreja de Queija, en la Teijeira ou en Sanjenjo.

Anónimo dijo...

Como din por aquí enrriba o pior é que non recoñeceu o erro, pero iso é algo que está en boga na nosa clase dirixente, do partido que sexa.
Poido entender que se escribira o discurso en castelán, si o home está máis cómodo así paréceme ben. Que use un traductor automático..., todos coñecemos un que funciona de maravilla, pero hai que correxir os textos...
En canto a toponimia quixera que me explicaras de onde ven Lourenzá, porque nos textos máis vellos que vin aparece Lorençana, falo dos séculos XI a XV.

Rubín de Cendoya dijo...

Eladio, no te sulfures tanto, me reafirmo en la cualidad de anécdota de que le tradujeran Sobrado y que en una lectura soltara desván sin sonrojarse. Los políticos podéis hacer un mundo de ello, sois libres y creéis vivir de la bronca continua; quizá por eso, cada día, andáis más lejos de la gente común.

También te considero con libertad para pensar que defiendes a los gallegos cuando dices defender Galicia; pero has de reconocerme que, salvo para una ideología totalitaria, esas dos cosas no pueden ser una.

Tengo por perdida una caricatura de Castelao de la época de la guerra de África, en que dicen algo así un paisano a otro:

- Hai que ir a guerra a defender o Rei.
- Millor seria que o Rei nos defendera a nos.

Pues lo dicho, que se debiera poner el país al servicio de los paisanos, y no éstos esclavos de una idea de país.

Con respecto a los topónimos, pues que quieres que te diga, sabes como yo cuantas aberraciones se han cometido en uno y otro sentido. Aquí en el paisito desde el que te escribo, del que no nos ponemos (igual que en Galicia o Galiza ) ni siquiera de acuerdo en el nombre, pues hemos pasado de Euzkadi a Euskadi, a través de Euskalherría, etc. etc. tenemos infinidad de ejemplos de topónimos falsos, inventados hace escasamente un siglo por un tozudo totalitario y que ahora han impuesto el nombre de una barriada a ciudades enteras, cuando no han inventado directamente topónimos que sonaban al gusto de quien mandaba cual bacalado o Bilbado.

Bien sabes que en Chandrexa al igual que cuando era sólo Chandreja se vive mal, y te puedo asegurar que no es culpa de los paisanos que se empeñan en no mudar de alcalde.

Que no os pase como a Castelao cuando reflexiona al pié de O CARICATURISTA:
-¡Qué vai sere de min sen caciques!

Salud

Anónimo dijo...

Cando escoitei hoxe pola mañá en Onda Cero que un alto cargo socialista vinculado á Deputación de Ourense e de nome Eladio se pasara ás filas do PP, pensei axiña (décimas de segundo) en ti ata que mencionaron o nome completo.
Ao fío do dito eu me pregunto, tan mal andan as cousas no PSOE ourensán para que se dean este tipo de situacións?

Logio dijo...

¿Vos pensades que á xente da calle lle importa un carallo a tontería esta?... con que cheguen as cartas.

Anónimo dijo...

Buenos días:

El conselleiro cometió dos errores: uno, decirlo en castellano cuando la denominación oficial es en gallego, aunque no me parece tan grave, aunque bastante ridículo; otro, mentir en el Parlamento, y eso sí que es gravísimo.

Para mí, hay una diferencia esencial: los que amamos y defendemos el gallego por razones culturales. Por lo mismo, también amamos y defendemos el castellano, como lengua de cultura (supongo que en esto no habrá discusiones).

Otros, los que lo defienden por razones políticas (nacionalistas, independentistas o como querais llamarlas). Así, claro, hay que excluir el castellano como lengua de opresión.

No caigamos en la ley del péndulo: que se marginara el gallego no puede justificar que ahora se haga con el castellano. Así, conseguiremos que el gallego sea antipático fuera de Galicia (e, incluso, dentro).

Xoubiña dijo...

Logio a min si que me importa. Impórtame que respecten a miña lingua e sobretodo impórtame que un político minta no Parlamento e non pase nada

Anónimo dijo...

Jajajaja, que razón tes... pero esquencéuseche un:

Culleredo por... CUCHAREDO!

Saúdos